Animal Advocate llama a los usuarios de perros guía ciegos crueles e inadecuados, PETA, ¿fuera de la base o jugando con el miedo público?

“Nos oponemos a la mayoría de los programas de perros guía”, dice Daphna Nachminovitch, vicepresidenta de Investigaciones de Crueldad para Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA), en una entrevista del 10 de enero con “LA Unleashed” del LA Times.

Las objeciones de Nachminovitch van más allá del disgusto de PETA por los programas de reproducción. “Se mantienen en arneses casi las 24 horas del día, los 7 días de la semana, las personas tienen prohibido acariciarlos o jugar con ellos y no pueden jugar, correr e interactuar con otros perros”. PETA también afirma que las escuelas obligan a las personas ciegas a devolver a sus perros jubilados.

Nachminovitch duda de la aptitud de la mayoría de las personas ciegas para cuidar a sus animales: “Una persona sorda puede ver si un perro tiene un problema médico, como sangre en la orina, una persona ciega que vive sola no puede”. La solución de PETA devolvería a las personas ciegas a una vida de dependencia; “La comunidad humana debería hacer más para apoyar a las personas ciegas y dar un respiro a los perros”.

Los adiestradores de perros guía y los criadores de cachorros indignados de muchas escuelas comentaron en latimes.com refutando cada punto. Se enviaron cartas al editor y artículos de opinión a Los Angeles Times. Algunas personas, como la hipnoterapeuta clínica con sede en Tampa, música profesional y oradora Marion Gwizdala, presidenta de la Asociación Nacional de Usuarios de Perros Guía (NAGDU), le escribieron directamente a Nachminovitch.

“El mayor problema que enfrentamos como personas ciegas”, escribe Gwizdala, quien tiene una Maestría en Ciencias en consejería de salud mental y ha estado en práctica desde 1996, “son los malentendidos y la falta de información. Es desafortunado que elija promulgar la mitos que crean barreras a nuestra plena inclusión en la sociedad”.

¿Los comentarios de Nachminovitch se suman a un fanatismo subyacente hacia las personas ciegas? El desempleo entre los estadounidenses ciegos en edad laboral es del setenta por ciento. Los estadounidenses ciegos también tienen más probabilidades de estar subempleados y vivir en la pobreza. Sin embargo, hay abogados ciegos, ingenieros, químicos, médicos, mecánicos, maestros, padres, etc.

¿Por qué la disparidad? Muchos creen que todo se reduce a la naturaleza cambiante de lo que significa ser ciego. A lo largo de la historia, siempre ha habido personas ciegas que han insistido en vivir vidas productivas e independientes. El antiguo poeta griego Homero, el poeta inglés John Milton y el autor estadounidense James Thurber eran todos ciegos. La mayoría de los estadounidenses están familiarizados con los logros de Helen Keller. Sin embargo, el hecho de que ella sea la única mujer ciega que la mayoría de la gente puede nombrar y que haya muerto hace más de cincuenta años dice mucho sobre los obstáculos adicionales que la sociedad pone en el camino de las mujeres ciegas.

La solución de PETA de hacer que las personas videntes tomen el lugar de los perros guía, por insultante que sea, simplemente refleja las actitudes sociales prevalecientes. A pesar de los cambios en la legislación y una revolución en la tecnología que permite a las personas ciegas participar más plenamente en todos los aspectos de la vida moderna, el sentimiento popular sigue pintando la ceguera como una sentencia a la dependencia y la inutilidad. La verdad salió a la luz en una encuesta de Louis Harris realizada en 1991. La Organización Nacional sobre Discapacidad (NOD) les encargó averiguar qué pensaba realmente Estados Unidos sobre las personas con discapacidad. El resumen de la encuesta, citado del libro de NOD de 1992 “That All May Worship”, editado por Ginny Thornburgh, afirma: “El público ve a las personas discapacitadas como fundamentalmente diferentes al resto de la población, sintiendo admiración y lástima con mayor frecuencia. Vergüenza, apatía y el miedo también son comunes”.

Probablemente nunca sabremos las verdaderas motivaciones de PETA para hacer estas declaraciones. Los comentarios de Nachminovitch son tan exhaustivos, tan concisos y tan totalmente fuera de lugar que es difícil creer que no se calcularon deliberadamente para generar donaciones de amantes de los perros que no están familiarizados con los programas de perros guía o se sienten incómodos con las personas ciegas y mal informados sobre su capacidades. Es posible, por supuesto, que ella alimente un hábito de ignorancia deliberada y no esté inclinada a investigar nada de lo que habla. En cualquier caso, la intimidación de personas ciegas por parte de PETA parece un desperdicio de recursos.

La idea de que las escuelas obligarían a las personas ciegas a renunciar a sus amados ayudantes es un anatema para muchos usuarios de perros guía. Las escuelas tienen programas de retiro pero son voluntarios. Existen para tomar el relevo en los casos en que una persona ciega no puede mantener a su guía jubilado ni encontrar un hogar adecuado entre amigos y familiares.

“La mayoría de las veces”, continúa Gwizdala, “nuestros perros viven sus vidas con sus cuidadores ciegos. Mi perro guía anterior trabajó hasta los catorce años y vivió el resto de sus dieciséis años conmigo”.

Gwizdala, quien también es directora musical en New Life Unity Church en Tampa, está trabajando con Louiza, su mezcla de pastor alemán y collie de doce años. Actúa bajo el nombre artístico de “Marion & Martin”, una referencia a su guitarra Martin, y está grabando su segundo álbum en solitario, una colección de canciones originales, versiones y arreglos contemporáneos de música tradicional en el género del nuevo pensamiento. Visite el sitio web de NAGDU en: http://www.nfb-nagdu.org/

Cheryl Echevarria (42) de Long Island, Nueva York es especialista certificada en seguros médicos y facturadora médica. Maxx, su labrador retriever negro de tres años de la Fundación de perros guía para ciegos (Smithtown, NY), es el primer perro guía de Cheryl.

“Espera”, dice en respuesta a la idea de PETA de que a los perros guía no se les da ningún afecto y se les obliga a usar sus arneses las 24 horas del día, los 7 días de la semana, “Sí, uso a mi perro cuando camino hacia el autobús y salgo de compras. o cualquier lugar al que vaya para ser independiente. Pero incluso cuando estoy en el trabajo, Maxx tiene un lugar agradable y cómodo debajo de mi escritorio. No, no necesita estar atado, y no, no se sienta allí todo el día. con su arnés puesto. Me lo quito y él duerme o muerde su hueso hasta que necesito ir a algún lado con él”.

Cheryl trabaja en Sunrise Medical y fue la primera persona con discapacidad visual en graduarse del Branford Hall Career Institute en facturación médica. Es miembro de la Asociación de usuarios de perros guía de Nueva York y tesorera del capítulo de Greater Long Island de la Federación Nacional de Ciegos de Nueva York.

Recientemente comenzó un grupo gratuito para una de sus actividades favoritas, cocinar. La lista de correo electrónico de Blind Cooks es un lugar donde las personas pueden intercambiar ideas sobre técnicas, equipos, problemas de accesibilidad y otros temas de interés para los cocineros ciegos, así como para los profesionales de las artes culinarias y aquellos que deseen ingresar al campo. Para obtener más información, visite http://www.nfbnet.org/mailman/listinfo/blind-cooks_nfbnet.org

Todas las escuelas de perros guía enseñan a los adiestradores a no permitir que las personas acaricien a los perros cuando están en el arnés. Hay una diferencia entre el trabajo y el juego, y es más seguro cuando la gente lo respeta. Los adiestradores de perros guía informan regularmente que las personas se les acercan mientras el perro está en el arnés y lo acarician sin siquiera saludarlo. La mayoría de las personas piden acariciar a un perro desconocido y respetan los deseos de la persona. Si dicen que no, no acarician al perro de todos modos o asumen que nadie nunca acaricia a ese perro en particular. El hecho de que esto sea lo que sucede cuando los extraños se encuentran con perros guía es evidencia de que las personas ciegas no son respetadas como adultos independientes.

“Cuando estamos en casa”, dice Echevarría, quien tiene una hija de veinte años, tres hijastros adultos y cuatro nietos, “él corre por la casa como cualquier perro. Juega en el patio trasero y mi esposo y mi hija y cualquier amigo que entre en contacto con nosotros”.

Cheryl, quien es legalmente ciega debido a la retinopatía diabética, recibió un trasplante de riñón de un donante vivo en 2005. Pertenece a la red de Acción Diabética (DAN). DAN es un recurso para todos los diabéticos, especialmente aquellos con pérdida de visión. Los diabéticos ciegos pueden extraer insulina con precisión y controlar los niveles de glucosa en sangre.

¿Las personas ciegas, muchas de las cuales controlan sus propias condiciones de salud graves como la diabetes, no están calificadas para satisfacer las necesidades de salud de sus perros como implica PETA? Los comentarios que me hizo el veterinario de mi primer guía en Filadelfia resuenan a lo largo de las décadas. Uno de sus profesores en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania dijo que si una persona ciega trae a su perro guía y le dice que piensa que algo anda mal y no puede encontrar nada, siga buscando.

Para una perspectiva menos anecdótica y más actual, no necesitamos mirar más allá del informe de noviembre de 2008 “Encuesta de salud de perros guía” de Morris Animal Foundation (MAF). MAF, que se inició en 1948 como Buddy Foundation para abordar las necesidades de salud del primer perro guía, desde entonces ha financiado más de 1600 estudios de investigación que benefician a los animales de todo el mundo. Preocupados por la escasez de información sobre la salud de los perros guía adultos, realizaron una encuesta, no a veterinarios, cónyuges, padres o la señora de la calle, sino a los propios usuarios de perros guía. Es el primero de su tipo y está destinado a servir como línea de base para futuras encuestas. Su cuidado en la preparación y prueba previa de una encuesta en línea que fue fácil de completar para los usuarios de lectores de pantalla coincidió no solo con la amplitud del estudio, sino también con las muchas oportunidades para que los usuarios de perros guía comentaran libremente sobre sus inquietudes y experiencias.

Los más de 1000 participantes de la encuesta dieron más de 11 500 comentarios abiertos, lo que llevó a la autora del informe, Patricia Olson, DVM, Ph.D. (presidente/CEO de MAF), para escribir: “Los equipos de perros guía han sido referidos como el estándar de oro para un vínculo entre una persona y su perro. Los adiestradores brindan amor y cuidado a sus perros; los perros brindan independencia y lealtad a su adiestrador. La abrumadora respuesta a la encuesta dejó muy claro cuánto aprecian y aman los adiestradores de perros guía a sus perros. Cualquier trabajo que permita a estos maravillosos equipos disfrutar de una mejor salud y bienestar es muy importante para MAF”.

Las personas ciegas comparten la preocupación de PETA por los perros no deseados. PETA, sin embargo, no reconoce que la mayoría de las escuelas de perros guía ya han intentado usar perros de refugio. Demasiados perros de refugio fracasaron en los programas, lo que aumentó el costo del entrenamiento. Los programas de crianza brindan a los perros más sanos la aptitud y el temperamento para el trabajo. Los perros guía realizan tareas avanzadas, evitando obstáculos sobresalientes, navegando en el transporte público y moviéndose de manera segura a través del tráfico peatonal y vehicular abarrotado. Pueden encontrar ubicaciones específicas, cuando se les entrena con paciencia y elogios.

Una vez más, los comentarios de la encuesta de MAF subrayan la validez de los programas de crianza dedicados: “De hecho, las escuelas de perros guía a menudo han sido un modelo para evaluar las tendencias de salud y reducir las enfermedades a través de la crianza adecuada”.

Una carta modelo de Heidi Parker, coordinadora de correo de PETA, enviada a personas como Gwizdala y yo, da marcha atrás a los comentarios de Nachminovitch. “Nuestros comentarios no tenían la intención de reflejar mal a las personas que usan o entrenan perros guía”.

Uno se pregunta si Parker realmente leyó los comentarios de su jefe. Si lo hubiera hecho, ¿qué más cree que habría dicho Nachminovitch, si hubiera “tenido la intención” de reflexionar mal sobre los programas de perros guía y sobre quienes se benefician de ellos? Desde las personas desinteresadas que los crían como cachorros, entre ellos la familia del héroe piloto del río Hudson, Sully Sullenberger, hasta los voluntarios en las perreras y los propios entrenadores, muchos amantes de los perros participan en el cuidado y entrenamiento de los perros guía. Si la crueldad fuera endémica en los programas, ¿no se habría pronunciado alguien antes?

Echevarría tiene algunos consejos para LA Times, “las personas que escriben este tipo de artículos deben ir a las escuelas y hablar con los profesionales sobre la capacitación”. También tiene pensamientos de despedida para PETA: “Espero que nunca te quedes ciego y necesites un perro. También digo que debes aprender de los expertos antes de abrir la boca y meter el pie”.

PETA no ha considerado adecuado disculparse públicamente, y el LA Times aún no ha respondido.

Derechos de autor 2009 por Donna W. Hill

Spread the love

Leave a Reply

Your email address will not be published.