Definición de motivación

La motivación es un llamado a la acción. La motivación inspira cambio, movimiento y enfoque; es lo que hace que el mundo gire. El Arte de la Motivación es imprescindible para los Maestros Persuasores. ¿Cómo motivas de tal manera que impulse a las personas a tomar las medidas que tú quieres que tomen? ¿Cómo puedes plantar las semillas para fomentar la motivación? Como persuasor, una de las claves del éxito es motivarse a sí mismo y a los demás. Todos hemos tenido días en los que no teníamos ganas de hacer las cosas que sabíamos que teníamos que hacer. De nada sirve persuadir y hacer que los demás estén de acuerdo con su punto de vista si no logra que tomen medidas.

Martin Luther King dijo: “Si un hombre no ha descubierto algo por lo que morirá, no es apto para vivir”. Para motivar con éxito a alguien, o lograr que internalice la motivación, debe crear un hambre o una sed profundas. Se ha dicho que puedes llevar un caballo al agua, pero no puedes obligarlo a beber. Eso es cierto. Pero que se sepa que puedes darle sal a ese caballo y crear tal sed que el caballo debe tener agua. Como motivador principal, le está dando sal a sus prospectos. Estás esforzándote por crear tal sed en otras personas que no pueden esperar para actuar.

Descubrirá que las personas tienden a motivarse a corto plazo, pierden fuerza y ​​luego vuelven a caer en la rutina de la que estaban tratando de salir en primer lugar. Como persuasor y motivador, debe comprender qué hace que las personas pasen de la acción a la inacción. ¿Qué nos hace perder el entusiasmo, la visión y la energía? Cuando notas que tus prospectos están perdiendo la motivación, estas son las razones por las que:

  • El deseo de ganar
  • El deseo de evitar la pérdida.
  • Para hacer dinero
  • Para evitar las críticas
  • Para ahorrar tiempo
  • Para evitar la pérdida de posesiones.
  • Para evitar el esfuerzo
  • Para evitar el dolor físico
  • Para lograr la comodidad
  • Para evitar la pérdida de reputación.
  • tener salud
  • Para evitar la pérdida de dinero
  • Ser popular
  • Para evitar problemas
  • El deseo de ganar (continuación)
  • Para experimentar placer
  • Estar limpio
  • para ser alabado
  • estar a la moda
  • Para satisfacer la curiosidad
  • Para saciar un apetito
  • Tener hermosas posesiones
  • ser un individuo
  • Para emular a otros
  • Para aprovechar las oportunidades

No puedes cambiar un hábito a menos que lo reemplaces por otro. Lo mismo es cierto para la motivación. No puedes cambiar la forma en que alguien está motivado a menos que reemplaces la motivación indeseable por una deseable. Tienes que entender si la motivación de tu prospecto es una motivación positiva o una motivación destructiva.

Una vez que identifiques la inspiración, construye sobre esa inspiración hasta que crees un hambre intensa. Esto significa que consigues que tus prospectos asuman la responsabilidad de sus propias vidas. Pídales que establezcan nuevas metas o revisen sus metas existentes y las razones para establecerlas. Otra forma de avivar el fuego es encontrar a alguien que comparta esa misma pasión.

Desde que Maslow introdujo el concepto de necesidades, han salido a la luz innumerables teorías motivacionales. Avid McClelland propuso que aprendamos tres cosas que nos motivan a lo largo de la vida: logros, afiliación y poder. John C. Mowen utilizó las tres “R” de la motivación: recompensa, reconocimiento y refuerzo. Bob Stone sugirió que las personas respondan para “ganar algo que no tienen o para evitar perder algo que ahora poseen”. Creó esta lista de deseos humanos básicos para explicar su teoría. En su libro The Hidden Persuaders, Vance Packard identifica ocho necesidades ocultas que motivan a las personas a actuar:

1. Necesidad de seguridad emocional: Vivimos tiempos inciertos. El terrorismo acecha, los acontecimientos en Wall Street son inestables, estamos rodeados de enfermedades y dolencias, etc. Necesitamos seguridad, comodidad y estabilidad en nuestras vidas.

2. Necesidad de sentir autoestima: Gran parte de la sociedad actual es fría, competitiva e indiferente. Queremos experimentar un lugar en el mundo donde sabemos que hemos hecho una diferencia.

3. Necesidad de gratificación del ego: Queremos reconocimiento y elogios. Todos queremos sentirnos importantes.

4. Necesidad de creatividad: Sentimos más satisfacción y plenitud cuando podemos trabajar creativamente a través de pasatiempos, deportes y otras formas de recreación.

5. Necesidad de focos de amor: La vida es más rica cuando tenemos a alguien con quien compartir nuestro amor, por ejemplo, amigos, hijos, nietos, cónyuge o mascotas.

6. Necesidad de control: Necesitamos tener la sensación de que tenemos algún control o poder sobre nuestro entorno, nuestro entorno o nuestras condiciones.

7. Necesidad de pertenecer: Queremos sentir que somos parte integral del mundo y que somos importantes para las personas que amamos, respetamos o admiramos.

8. Necesidad de inmortalidad: Tememos morir o ser olvidados. Compramos un seguro de vida porque queremos dejar algo atrás.

La motivación comienza con la visión. Las personas necesitan creer que tendrán éxito en lo que las estás motivando a hacer. A nadie le gusta perder. Nadie quiere perder. Nadie quiere estar asociado con los perdedores. Entonces, inculque en su oyente o audiencia una visión de ganar. Pensar que podemos ganar y ver la victoria en el ojo de nuestra mente despierta nuestra motivación interna. Cuando ayudamos a otros a pensar en victorias pasadas o inculcarles la visión de la victoria, podemos motivarlos a actuar. El entrenador olímpico Charles Garfield afirma que los mejores jugadores están motivados por un sentido de misión.

Aprender a persuadir e influir marcará la diferencia entre esperar mejores ingresos y tener mejores ingresos. Tenga cuidado con los errores comunes que cometen los presentadores y persuasores que les hacen perder el trato.

Los maestros persuasores presentan un paquete ganador. Cuando las personas sienten la victoria o el logro, harán sacrificios y se energizarán. Ellos encontrarán una manera de tener éxito y ganar. Si sienten la derrota, harán poco esfuerzo personal, inventarán muchas excusas y exhibirán falta de energía para la causa.

La motivación es el verdadero arte. Cuando entiendas las Leyes de la Persuasión no solo podrás motivar, sino que también te habrás ganado el derecho a motivar.

Conclusión

La persuasión es la pieza faltante del rompecabezas que descifrará el código para aumentar drásticamente sus ingresos, mejorar sus relaciones y ayudarlo a obtener lo que quiere, cuando quiere y ganar amigos para toda la vida. Pregúntese cuánto dinero e ingresos ha perdido debido a su incapacidad para persuadir e influir. Piénsalo. Seguro que has visto algo de éxito, pero piensa en las veces que no pudiste hacerlo. ¿Ha habido algún momento en el que no entendiste tu punto de vista? ¿Fuiste incapaz de convencer a alguien para que hiciera algo? ¿Has alcanzado tu máximo potencial? ¿Es capaz de motivarse a sí mismo y a los demás para lograr más y lograr sus metas? ¿Qué pasa con tus relaciones? Imagina poder superar las objeciones antes de que sucedan, saber lo que piensa y siente tu prospecto, sentirte más seguro en tu capacidad de persuasión. El éxito profesional, la felicidad personal, el potencial de liderazgo y los ingresos dependen de la capacidad de persuadir, influir y motivar a los demás.

Spread the love

Leave a Reply

Your email address will not be published.