Los 7 hábitos más poderosos de los vendedores más ricos

Muchos no logran entender cómo lo hacen, otros a menudo inventan excusas para justificar sus fracasos en comparación con el increíble éxito que tienen los pocos mejores.

Pero si los miras más de cerca, los mejores profesionales de ventas, los más ricos, tienen rasgos comunes que los hacen exitosos.

A continuación, descubrirá los “secretos” de los mejores vendedores, lo que está a punto de leer puede cambiar literalmente su vida profesional y convertirlo de mediocre en una rica superestrella de las ventas.

Adaptan su enfoque a sus clientes.

Muchos vendedores usan el mismo tipo de enfoque con todos los clientes y este tipo de enfoque “seguro” solo puede garantizar la mediocridad a largo plazo, pero si su objetivo es alcanzar la excelencia y obtener resultados similares a los de los vendedores ricos, entonces usted Tienes que adaptar tu enfoque a las diferentes personalidades y a los diferentes tipos de clientes con los que entras en contacto.

Están fuertemente motivados.

Estar motivado no solo es importante en nuestra profesión, es fundamental.

Ya he hablado en otros artículos sobre cómo motivarse y una de las formas más fáciles de hacerlo es tener metas precisas y ambiciosas, que te ilusionen al levantarte por la mañana y te mantengan ocupado hasta el final del día. .

Para algunos pueden ser unas vacaciones en el Caribe, para otros un auto nuevo o una casa más grande, cualquiera que sea tu motivación, es importante que anotes tus metas y que incluyas una fecha límite para cada una de ellas, esto no solo te mantienes enfocado positivamente en tu trabajo, pero también mejorará el resto de tu vida.

Siempre están buscando “trucos” para mejorar su ciclo de ventas.

Los vendedores más ricos optimizan su tiempo y recursos para aprovechar cada momento que tienen disponible.

Una vez que optimizan una actividad, la repiten constantemente hasta que deja de funcionar.

Se aseguran de que todo lo que hacen esté enfocado a la venta y cuando es posible subcontratan el resto de sus actividades diarias.

Van tras su cliente objetivo

Los vendedores más ricos trabajan pensando en sus clientes objetivo, saben exactamente a quién buscan y cuáles son sus deseos y necesidades.

Practican la escucha activa.

Nunca dejaré de resaltar la importancia de la escucha activa, en el proceso de venta.

Si te enfocas en escuchar a tus clientes, la mayoría de las veces te dirán todo lo que necesitas saber.

Recuerda: no naciste con la casualidad y con los oídos, necesitas escuchar otra cosa.

Trabajan constantemente para expandir su base de clientes existente.

Los vendedores mediocres están contentos al final de cada venta y piensan que en ese momento su trabajo ha terminado, los mejores en cambio hacen todo lo posible para maximizar sus ventas y aprovechar las oportunidades que ofrecen sus clientes existentes para obtener referencias. y ampliar su clientela.

Se enfocan constantemente en construir relaciones.

Gary, un amigo cercano mío y un exitoso vendedor de seguros, nunca pierde la oportunidad de compartir su negocio con cualquier persona que conoce, a cualquier hora del día.

Una de las características comunes que he notado, cuando entrevisto a los mejores vendedores, es que no tienen barreras entre la vida privada y la profesional, su profesión es tan atractiva que representa una parte integral de su vida.

Si te ha gustado este artículo, ¡no olvides compartirlo con tus amigos y familiares!

Recuerde: ¡Compartir es cuidar!

corriente continua

Spread the love

Leave a Reply

Your email address will not be published.